martes, 11 de septiembre de 2012

Soy la estrella que has olvidado

    Hoy me miro al espejo y una silueta desconocida para mí se dibuja en él. Desde que no me besa mi sonrisa se borró. Desde que no lo veo mis ojos no brillan. Por no abrazarlo mis brazos están moribundos. Desde que no me llama mis oídos no escuchan música. Desde que no me acaricia las mariposas de mi estómago se sienten inútiles.
-¿Sí? -Silencio. Una respiración entrecortada. Una lágrima cayendo-. ¿Quién es?
"Soy la estrella que has olvidado" grito en silencio. 
-¿Hay alguien ahí?
"No, porque me he vuelto fugaz"
Silencio.
Piii, piii, piii. 

    El teléfono cae al suelo compitiendo en carrera con una lágrima. Miro al cielo. Veo una estrella fugaz. Tan fugaz como su amor. De esos que casi ni se ven. Cuánto más lo quieres antes te deja. ¿Nunca os ha pasado? "Que él vuelva" le pido a la estrella, sabiendo que no lo cumplirá. Y lo sé porque ella se va, igual que él. Y ninguno de los dos volverá.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Tus comentarios alimentan este blog!
Por favor, sé moderado, respetuoso y no hagas spam.